¿Herencia genética?

Pienso que Venezuela arrastra un gran KARMA GENÉTICO, consecuencia de las acciones y legado  de nuestros antepasados, a fin de cuentas nosotros no fuimos colonizados, sino conquistados, conquistados por la escoria, porque las embarcaciones que atracaron en  la pequeña Venecia, venían  repletas desde la proa  hasta la popa, pasando  por el carajo, de  lo peor: asesinos, violadores, ladrones… Ellos ultrajaron a nuestras indígenas, se mezclaron y la descendencia heredó todo cuanto hubiera de malo en  ellos, transmitiéndolo  de generación en generación;  Además profanaron sus creencias y costumbres ¡Su cultura fue sesgada! les privaron de su derecho natural e irrevocable de “Ser” a su manera, sembraron en sus mentes ideologías , destruyendo su tradición, imponiendo incluso nuevas creencias deístas y teístas  y con ellas  sus  estrategias respectivas para acercarse  a Dios, no al de ellos,  a los  nuevos que tuvieron que aceptar sin derecho a réplica.   Dicen que nuestros indígenas eran sangrientos, ¿Cómo no iban a serlo? Les tocó defender con sus vidas su territorio, ¡Para nada! porque al final triunfó la codicia, las almas sucias que desecharon otros países y vinieron a parar en nuestro paraíso… Toda esa carga genética la llevamos nosotros, por eso somos una sociedad tan podrida, por eso vivimos esta condena tortuosa, estamos pagando por la sangre sucia que recorre nuestras venas ¡Somos nuestros propios verdugos!; basta con voltear a los lados, para toparse a cada minuto con ignorantes, mentirosos, estafadores, hipócritas, soberbios, miserables, delincuentes, gente vil, cruel, egoístas ¡Todos por vocación!  llevamos (Sí, todos estamos en el mismo saco) inconscientemente en nuestros genes el desamor a Venezuela y quien no ama, no es nadie ni nada logra.

 

#ANDIOR

Anuncios

¿Venezuela o los Venezolanos?

No es justo despreciar un lugar por culpa de quienes lo habitan…. Venezuela es un país deplorable por culpa de los venezolanos ¡Cuanta razón tienen quienes no ven desde afuera y nos señalan ! es cierto todo lo que dicen ” el Venezolano es: corrupto, ignorante, mal intencionado, egoísta, ladrón, conformista, nocivo, (sigan insertando y dando vida al “etcetera.”) ” cuando hablan mal del venezolano yo no me defiendo, porque lamentablemente aunque no todos seamos iguales y esté consciente que No entro en esas categorías, hay MUCHOS que si, y son el cáncer que tienen a la patria tan consumida, y todos estamos pagando las consecuencias, así es como funciona en los núcleos sociales mas pequeños, las familias, entonces es absurdo creer que podíamos escaparnos de la legión que domina nuestra sociedad, aunque no estemos de su lado, la tarjeta de presentación de nuestra patria, es un grupo que aunque han disminuido potencialmente en los últimos años, aún se mantiene, y cada uno de los que de alguna manera los apoyó o apoya aún, son culpables… esas son los lastres en la consciencia de cada hombre o mujer que se han auto proclamado chavistas (así, sin  C mayúscula para  no catalogarlo como nombre propio; hay que empezar a restarle poder, por lo menos literariamente), aún muchos se siguen defendiendo y dicen que los opositores están llenos de odio y no respetan las ideologías ajenas, no se trata de respeto y tolerancia, se trata de ser realistas y asumir… ¡No se puede defender lo indefendible!! es como pedir: “Respeta a los pedófilos porque esa es su ideología” no se puede confundir libertad de expresión y libre albedrío con libertinaje y anarquía……. Yo JAMAS he apoyado el régimen así que voy ligera de equipaje, no me gustaría estar en los zapatos de quienes en algún momento lo han hecho y ahora lo niegan, admiten que fue un error y se voltearon al otro bando  con esa mancha  en su currículo, o peor aún, de quienes se han ido del país, mientras aquí seguimos  quienes por justicia SI  nos corresponde calidad de vida óptima y en cambio somos reyes de las calamidades, que bajo ese mismo canon de justicia les debería tocar a ellos; aquí todo  es tan fangoso  que ni siquiera  las  leyes de Karma y Dharma se aplican  según su tradición  milenaria. ¡Que osados  romper con el carácter consuetudinario de la intervención  divina!

Admito que muchas veces he perdido la fe, pero jamas la fuerza y la voluntad de mantenerme inquebrantable , sin embargo he caído, como humana que soy me he quebrado, he colapsado,  llorado, gritado, me he tragado palabras por intentar ser prudente y otras las he escupido sin importar hacia donde salpican, NADIE se escapa de este virus, pero es cuestión de actitud dejar que nos invada y consuma , o luchar en contra y procurar nuestra salud mental, al final  es lo único sobre de lo que aún tenemos poder… los estados anímicos en Venezuela son un juego de azar de cada 5 minutos, aquí se vive al límite, se ama y odia a la vez, caemos en profunda depresión y de repente tenemos súbitos espasmos de felicidad por cosas que antes no nos hacían felices, ahora somos más  simples y hemos  olvidado , quizás a propósito, los detalles  que antes suponían ser motivo  de alegría, ahora  basta una  kilo de azúcar, papel  higiénico y un detrífico para sentirnos  motivados   y extrañamente radiantes…  somos tan  superfluos que  hasta  acusamos violentamente  a la selección nacional  de fútbol  por  no  hacernos  felices, tras perder un  partido, como si de eso dependiera  nuestra  vida,   es tan evidente el desespero que  colocamos  en  un balón  nuestros  últimos  vestigios  de esperanzas, para hacernos  a la idea  de que vivimos  en un   país que vale la pena;  al no suceder, luego  de agotar los recursos más  fáciles sobre  quien depositar  nuestra desdicha, finalmente  le echamos la culpa a la  mujer ( Venezuela), somo si ella  fuera  el control de mando de nuestros  pensamientos y actitudes,  como si  el desierto, selva, nieve  y volcán -de la canción-  son  los  factores que intervienen en el por lo general incorrecto proceder de cada hombre y  mujer,  seguramente el cóndor  casi extinto también  tiene parte de la culpa de la estupidez  de la sociedad, y  no excluyamos del peso de la cruz  a las dantas  y venados del Waraira Repano, que ya no se ven… y obvio también la culpa se reparte entre cada flor tostada , frailejón y araguaney . Pero cada individuo que ha depositado su fe en el  Socialismo  , a pesar de   tantas  pruebas históricas de su deficiencia, cada pobre ciudadano  postrado al pedestal de la ignorancia  y  que le  sirven  fielmente sin  un ápice de intención  de  ver  más allá (¡Basta un libro para empezar a cambiar  la mente humana!. ), y cada funcionario que trabaja para el régimen , aplaudiendo a consciencia cada error  e injusticia, ¡Ellos no! ellos están exentos de culpa …  “Cada  quien tiene el gobernante que merece”  esta frase  se la atribuyen a W. Churchill , yo me tomo la osadía  , ya que en Venezuela pues poca  importancia  damos a la historia y la herencia de nuestros antepasados, se le voy a atribuir al país, como el ejemplo claro  de lo que hemos  logrado por ser una sociedad  tan podrida e ineficiente , por  los corazones  y mentes  contaminadas que se conforman  y se sienten orgullosos de ser así, por los VENEZOLANOS que  le echamos   la culpa  a la patria, cuándo  los únicos responsables de  esta tragicomedia  somos nosotros mismos. ¡A cualquier que lea esto! la  culpa  es tuya, mía, del que tienes  al lado, del que no ves porque se esconde, del que sigue aquí  y del  que se ha ido…incluso podemos  dividirla equitativamente,  50%  de  quienes han metido la mano  directamente en el guiso  y  la otra parte  de los espectadores  que  hemos sido tan pacientes y condescendientes  permitiéndoles  tomar  a mansalva todos los ingredientes de  nuestra propia alacena,  sabiendo que no lo  iban a compartir.

ANDIOR 

 

URGENTE

Es urgente inventar algo nuevo para enfrentarnos a esta epidemia de cordura malversada, hipocresía, irreverencias que SI merecen condena, de gente que no ha aprendido a sonreír y quienes lo hacen falsamente, de malos augurios que se cumplen por acciones humanas, la intervención siempre errónea y destructiva del hombre… y sobre todo de la ignorancia, el desamor, la carencia de locura y esos ápices de quimérica alegría que calan en el alma como virus sin diagnóstico y habitan cual parásitos que carcomen lo poco genuino que aún intenta permanecer… ¡Algo! algo que nos permita ser el “alguien” que deseamos y que las cadenas perentorias de los prejuicios sociales no nos dejan… !ALGO! algo nuevo, algo así como otro planeta.

#ANDIOR

EL SEÑUELO ES LA IGNORANCIA

En la vida pocas veces existen dos oportunidades, la primera vez que fallamos somos victimas de nuestras actitudes inconscientes y/o por irresponsabilidad de terceros, en la segunda somos culpables por decisiones equivocadas, sin embargo la intención de mejorar es una tendencia positiva del ser humano y basta esa necesidad de corregir las pasos en falso para que nuestro entorno nos otorgue las herramientas, pero es necesario verlas, aceptarlas, aprovecharlas, no siempre esas herramientas se manifiestan de maneras “Normales” , a cada quien le toca identificar sus límites y capacidades, redescubrirse y confiar en sus dones, entender que cada leyenda tiene un objetivo, hay quienes deambulan como zombies, obedeciendo a su mente controlada por paradigmas sociales, otros intentan zafarse y se manifiestan de maneras extrañas para algunos a través de excentricidades; las puertas del universo están abiertas para permitirle al hombre experimentar la magia que se esconde detrás de los fracasos y aciertos, son quizás las señales que pocos aprovechan, por temor , por negación o simplemente por debilidad de espíritu; no todos tienen una vida desbordante de alegrías, lujuria, placeres, hay quienes les toca la antítesis de lo que se considera una “Vida Ideal”, pero como bien dicen “Si te sucede es porque tienes la capacidad de afrontarlo y superarlo”, entonces visto desde un punto optimista, cada obstáculo es la prueba de cuan fuerte podemos ser, es difícil ser agradecidos por lo infortunios pero para quien sabe aprovecharlos , estos pueden ser el trampolín para hacer florecer las mejores experiencias y una evolución desmedida que nos coloca en el top de la gente “Rara y Especial”, pero esto lo determina la sociedad, un núcleo lleno de prejuicios y con el poder absoluto de convertirnos en esclavos de costumbres y parámetros morales, culturales y todos esos enfoques que también son inventos del hombre para direccionar las acciones y evitar que algún irreverente (como tú, como yo) se salga de los parámetros y decida ser genuino y realmente feliz.

ANDIOR

VENEZUELA

Venezuela: Suspiro.
Venezuela: Lloro.
Venezuela: Sonrío.
Venezuela: Me enojo.
Venezuela: Me enamoro.
Venezuela: Me Frustro.
Venezuela: Sueño.
Venezuela: Me decepciono.
Venezuela: Me lleno de esperanzas.
Venezuela: Vuelvo a llorar.

Y un eterno “así…”, Venezuela nos lleva al límite de las emociones, podemos experimentar cada 5 minutos una nueva…

Venezuela: TE AMO.
Venezuela: NO ME RINDO.

#ANDIOR

SIMULACRO

Estoy empezando a creer que la realidad NO es lo que nos sucede … que vivimos en un mundo paralelo donde somos un experimento antítesis de lo que en verdad son nuestras vidas , así que no se preocupen en algún lugar del universo SI somos felices , nuestros otros «Yo» ( ¡Los verdaderos! recuerden, estos son simulacros) están revolcándose de alegría y nos miran con lástima mientras nosotros ( Los “Yo” falsos de ellos: los verdaderos.) hacemos el trabajo duro…

¡Sonrían, que hoy es un DÍA FELIZ! No aquí, allá, es lo que creo, no lo se..quizás aquí también.

ANDIOR