CAPITULO 96 “2017” -74 años de Le Petit Prince-

“Yo no debía hacerle caso nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no sabía gozar con eso.” Le Petit Prince

Hoy hace 74 años ese Príncipe ingenuo de un planeta lejano, que no era otra cosa que su propia vida y sus ganas de aprender y comprender al universo y sus habitantes, haciendo preguntas que se dan por hechas y parecen no interesar a nadie, pero que en el fondo son la esencia de la existencia misma, este inocente empezó a cambiar la perspectiva del amor, de las flores, los sombreros, las estrellas, los corderos, los zorros y las boas…

Pero en un lugar lejano de su galaxia (aqui) aún muchos no han comprendido o no han querido hacerlo, que la rosa es Venezuela: nuestro amor, nuestro orgullo, herido en todo el alcance de la palabra, ¡Única entre tantas! , tan hermosa que embalsamaba a la Tierra y no sabíamos disfrutarlo, aún no sabemos, pero justo ahora los Baobabs (nueva raza: Comu- un-nazi) nos impiden ver lo maravilloso de esta mujer y se avocan en convertirnos a todos en activos volcanes de constante erupción, ahora todos corderos atrapados en cajas, que en el sempiterno tobogán que nos hace “un peu difficile” la búsqueda soluciones creativas, hacemos daño a quienes nos rodean, sin querer.

Los zorros se han marchado, y a la distancia de la luz que marca la diferencia de husos horarios no es mucho lo que puedan hacer, solo escuchar nuestros problemas ¡como buenos zorros! Pero su discernimiento está copado por la realidad que nosotros los “no habitantes” de esos lugares, también merecemos ¡Pero no es culpa de ellos! solo tuvieron un poco de suerte, pero por ser especiales, su felicidad de alguna manera es nuestra.

En este capítulo de la historia, aquí seguimos los herederos de este reinado, disputando la corona, todos un poco príncipes, pero les recuerdo : más corderos; sin saber aún domesticar nuestra rosa, por eso se marchita, sus espinas son sólo recordatorios, de todo el fanal que carece, aún faltan las consecuencias, no se crean que “c’est la fin”, en estos momentos apenas somos testigos de la caída de sus pétalos, pero aún la conservamos, para bien o mal, aún sigue ahí, postrada ante la espera de lo que parece su inminente pérdida ; y se imaginan : No tenerla como ahora y sentir sus pinchazos, sino de verdad sin ella, darle la espalda a la fértil y amada que nos vio nacer, crecer, arrullarnos en sus brazos, la que nos dio la teta, a tantos a la vez ¿Qué sería de nosotros sin nuestra rosa, Venezuela?

Mientras hayan tantos faroleros trabajando servilmente por las razones equivocadas para los avariciosos cerdos … ¡Perdón eso es de Rebelión en la Granja!, pero ya ven Orwell y Exúpery nos cuentan la misma historia con diferentes palabras, no se si ya es por falta de cordura o exceso de imaginación, pero a veces creo que todos los libros del mundo son una profecía de nuestro país.

¡Quiero que todos seamos “Aviador”!

#ANDIOR

Anuncios

Un comentario en “CAPITULO 96 “2017” -74 años de Le Petit Prince-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s