CORAZÓN SIN LOBO

CORAZONTRAMPA.png

El corazón, el mío,
es sangre ardiente y sangre fría a la deriva,
a veces ratón, a veces trampa;
en el espejo desde donde mi alma observa mi cuerpo, todo se ve diferente:
hay una mujer desnuda que sonríe como niña, por robar a una anciana su sabiduría,
del otro lado una jaula de mariposas repleta de huesos,
nublada por la sempiterna duda del amor,
hay manzanas con gusanos
flores marchitas,
un bosque sin Caperucita,
las migajas de Hansel y Gretel en un camino que nadie transita,
un lobo jubilado de sus oficios,
Y un celador ciego en su silla.

El cuerpo devuelve la mirada y se contempla perplejo…  ¡Acompáñame alma que tengo miedo!
Su reflejo le guiña un ojo:
¡Te faltan corazones rotos!

Anuncios

RETROSPECTIVA DE 366 OPORTUNIDADES.

PARTICIPÉ por primera vez en un CONCURSO NACIONAL de poesía, no quedé entre los finalistas, pero no importa participar me hizo feliz y fue una experiencia que me llenó y me motivó a seguir escribiendo, algunos no entienden el trasfondo de este poema, se trata de las 366 oportunidades del 2016, 366 días porque fue bisiesto y el caótico acontecer, lamento que no hayan emociones positivas, pero así es mi país una diatriba de tristes momentos.

Este es el poema:

RETROSPECTIVA DE 366 OPORTUNIDADES.

La fe es una gata en celo que se prostituye por los aleros,
Aleros huérfanos de estrellas, abrazados por la neblina,
Neblina que ahoga el llanto de quien no tiene tiempo para tristeza,
Tristeza que se evapora y se aferra a una ilusión,
Ilusión que pide a gritos no se confunda con fantasía,
Fantasía que sólo existe en el vacío del ignorante,
Ignorante que se apabulla con testimonios de un erudito,
Erudito que se vanagloria con el efecto de la palabra,
Palabra que es ultrajada por los infames de la codicia,
Codicia que se corona con los laureles del tricolor,
Tricolor que se enarbola en las esquinas de la pobreza,
Pobreza que es la lactante de una pandemia de nacimientos,
Nacimientos que se reciben en los pasillos de la penumbra,
Penumbra que acompaña el día a día de un celador,
Celador que se esconde a la inminencia de una lápida y flor,
Flor que se marchita y se sustituye por el olvido,
Olvido, como la causa de muerte de aquel longevo en el corredor,
Corredor que no da abasto para la hilera de la limosna
Limosna que se reparte sin juicio y sin amor,
Amor mal encausado que lisonjea al indigno,
Indigno como el barrote que corrompe el discernimiento,
Discernimiento desaparecido del diccionario del honor,
Honor que escasea en los anaqueles de la justicia,
Justicia que se va de fiesta cuando la aclama algún servidor,
Servidor que manipula lo infalible de lo mediático,
Mediático como cualquiera que carece de atención,
Atención que nunca llega a la velocidad de una sirena,
Sirena que espanta angustias y es cómplice de un detractor,
Detractor que se hace héroe antes los ojos de sus amigos,
Amigos que son virtuales, por sus sueños corroídos,
Corroídos como los huesos expuestos ante la dermis,
Dermis amarillenta, exhausta y deshidratada,
Deshidratada como la tierra que ya no quiere dar fruto,
Fruto que es utopía para el insano prejuicio,
Prejuicio apañado a los leones de un circo,
Circo en el que es fácil ser un payaso babuino,
Babuino que no es un insulto para la evolución darwiniana,
Darwin que no predijo la distopía marciana,
Marcianas, marcianos, hostiles y faustos,
Faustos manjares que ya no están en la mesa,
Mesa desdichada donde la familia no reza,
Reza tanto el amante por impedir del adiós la crudeza,
Crudeza la de un hijo en el último beso a su madre,
Madre que ruega vuelva un día a su lecho,
Lecho que no aguarda por el regreso de nadie.

#ANDIOR

CAPÍTULO -Ciento y pico- “2017”

Al final la flecha llegó al hueso, perforó músculos y arterias;
Y caló.
Se trataba de un corazón ya fracturado,
sístole, diástole, repletas de demonios,
poca sangre caliente,
por eso mis manos frías,
por eso mi tristes ojos,
pero no guardaban ya tristezas
estabas vacíos para llenarse de nuevas tempestades,
-yo apostaba a la felicidad, pero ella tan fortuita e inoportuna-
dilatados también, para contemplar luz y belleza donde otros veían oscuridad,
asertivos a la magia sin conejos,
¿Qué esperaban? ¡Soy escritora!
es imposible no sentir, no apasionarme, no distraerme, no ahondar con entusiasmo en las pequeñas cosas, por las que soy capaz de desnudarme en letras,
¿Qué pretendían? ¿Qué no sintiera?
yo estoy llena de sentimientos,
que en su mayoría yo misma no entiendo,
Pero soy genuina y real, yo amo con osadía, río con estrépitosa alegría y no lloro… ¡Profusamente lluevo!
Entonces ¿cómo no inmortalizar cientos de tomos, usando su nombre como duende?
Yo creo en las causas de las cosas justas,
de lo que no está escrito pero sucede,
creo en los besos bajo las estrellas,
creo en las mentes empoderadas,
a veces incluso en las mentiras,
en los suspiros y en las paredes, que ahogan gemidos y crean musas,
Tengo certeza de lo que quiero,
aunque mi norte parezca incierto,
me preparo para intensas batallas contra dragones, pero termino devorada por las hormigas,
le tengo miedo a algunos santos,
sobretodo al que te apadrina,
pues roba a los inocentes,
Y da medallas a quien subestima,
pedacitos de inconstante cielo,
con una luna para no aullar,
que se aprovecha de las almohadas,
de los “NO amantes”,
en su lucha para no amar,
flotan inertes en la corriente,
de una concurrida pasión,
que se empeña en ser fantasma,
que mi sonrisa no los confunda,
esa flecha que me gustaba me dio a mi en el talón. ¡Me he convertido en TroyANA!
#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

CAPÍTULO 73 “2017” (DEUDA)

Las mujeres de ahora venimos con sistema de auto riego; nosotras solitas nos echamos agüita, amor propio le llaman algunas, otras le apodan “elección”, lo cierto es que si no lo hacemos nos secamos; se ha perdido esa costumbre longeva (tan bonita) del cortejo y el detalle: la flores, las cartas, las palabras dulces, la sorpresa; sistemas de riego tan fáciles pero tan complejos, antes los hombres andaban a caballo, recorrían distancias, enviaban poemas con algún emisario, ahora que todos estamos más cerca, nadie tiene tiempo ¡ironía! muchos esperan el “momento perfecto” obviando que no existen tal perfección y que la espera si bien es un aliciente, cuando no se motiva, resulta ser una muerte lenta.
#ANDIOR

CAPÍTULO 70 “2017”

En lo general está el detalle, así como en lo complejo lo simple, en el amor la indiferencia, en el silencio el sonido, en la victoria la humildad, en lo eterno lo efímero, en lo implacable la justicia; así están inmersos lo particular, lo pequeño, lo irracional, en el universo intangible de las cosas profundas que aún siendo loables no podemos valorar, como lo dijo aquel pequeño príncipe luperco de un lejano planeta, donde las flores son almas domesticables, para llegar a la raíz de lo que conlleva a la esencia, los ojos has de cerrar.
#ANDIOR

CAPÍTULO 69 “2017”

Para un número polémico, una verdad igual de polémica, punzante, dramática, soez, también se trata de una verdad nerviosa, un tanto cobarde, pero esperanzadora, de fe, profunda, de raíces amargas y frutos dulces como la paciencia, una verdad que alberga en sí  muchas otras verdades, a las que algunos temen y huyen, pero otros aceptamos , valientes, no resignados, sólo valientes :  ¡Los amores bisiestos existen!

#ANDIOR

CAPITULO 67 “2017” (Un súper atraso de la musa)

Thánatos… No es de extrañar, que seas imprudente, caprichosa e indulgente, además de un sinfín de adjetivos peyorativos que en este momento se me ocurren pero no mencionaré (Por respeto quizá); seré concisa (eso espero) si bien eres lo más seguro que a todos nos espera, por lo tanto una “vieja confiable”, la sabiduría con túnica, ¡La inmortal! Que ironía… eres quien se lleva en sus brazos, acomodados o no, con anuncio de desalojo o embargo repentino, al azar o elegidos cautelosamente ¡No se sabe! a cada compendio de células que ostente estar viva, por eso la vida por si sola constituye una batalla perdida, al final, tú siempre saldrás victoriosa, alzarás tus brazos huesudos y desgastados, jactándote con un ¡Lo hice una vez más!; menudo trabajo, no tienes descanso, cada milésima de segundo tomas de la mano a alguien o algo, porque no solo mueren las personas, las plantas y los animales, también las causas, las cosas, los sentires, pensares, y cualquier manifestación con o sin sentido, que deje constancia de un suceso o su humilde intención; repito ¡la inmortal! Sin ánimos de elevar tu ego, que ya lo suficientemente alto está, eres la única que NO muere ¡SI, la muerte no muere! De tantos inventos de Dios, o del hombre, o extraterrestres ¿Por qué no? , de quien quiera que tenga el control de mando o el muñequito vudú de la humanidad y de los inhumanos que también son parte de ella, tú eres la única capaz de sobrevivir y prolongar tu existencia por la eternidad, insisto ¡Menudo trabajo! No quisiera estar en tus alpargatas o en tus pies descalzos, o en tu tacones (ya que te trato como mujer) yo no tendría el valor de arrancar de tajo el alma a alguien (o algo) que merezca seguir aquí, cerrar capítulos bruscamente, sin la posibilidad de puntos suspensivos, robándote con ello los sueños, las esperanzas, los ideales, ciertamente queda el legado y quizás esa sea tu coartada: ¡Ahí les dejo esa leyenda!, pero no por eso deja ser injusto que vayas de presumida asumiendo que lo que hiciste era lo “debido”, en ocasiones tienes razón y tu elección es sabia, pero en otras, no me gustaría aseverar que la mayoría, dejas vacíos implacables por tus acciones y un montón de deudas pendientes que entran al libro de “Nunca más”.

Esto lo pensé hace días, el 8 de Marzo, no sabía como escribirlo entonces, cuando me enteré que una semana antes te habías llevado a un amigo y yo aquí “celebrando” la vida, mientras él ya se encontraba contigo y no lo sabía, yo no lo sabía.

#ANDIOR

CAPITULO 64 “2017” #A4AñosDeTuSiembra “comandante”. – No apto para dolientes Chavistas-

Hace 4 años, a esta hora en que empiezo a escribir esto (5:15pm), me encontraba parada en una acera de una calle de Caracas; me hallaba en el medio de un caos inaudito: personas corriendo, unos reían, otros lloraban, otros indiferentes como si la noticia que acababan de dar no determinaría el futuro del país, en mi caso, admito que sentía un morboso alivio pero en el fondo un temor que calaba todos mis sentidos y me nublaba, todos los negocios habían bajado la “Santa María”, ningún tipo de transporte estaba prestando servicio, me mantuve por 2 horas esperando lo que ya sabía desde un principio era una batalla perdida, cuando por fin acepté mi derrota encaminé mis pasos de vuelta a la oficina, gracias al bendito Facebook logré comunicarme, porque claro, está de más decir que las líneas telefónicas estaban colapsadas, y conseguí quien me diera techo por esa noche, así que me armé de valor y crucé caminando un bulevar repleto de militares, cuando digo repleto no exagero, yo me abría paso casi rozando los cañones de sus largas armas, innecesarias como siempre; llegué a mi destino sudando frío y con el corazón en las manos, que nada tenía que ver con sentimientos, sino por la taquicardia que marcaba el orden cerrado de mi carrera por llegar a salvo, en ocasiones creí que encontraría mi órgano tendido en el suelo nadando en un charquito de dudas (¿Cómo carajo llegó ahi?)… pero al cabo de un par de horas, un “Cuba Libre” (¡Que ironía! y el humo de una locomotora en marcha, la calles de la capital del país cuyo “presidente” “acababa” ( si, todo eso entre comillas) de morir, se encontraba en un sepulcral silencio… No se si Atila, Hitler, Mussolini, Lenin corrieron con la misma suerte, pero esa noche Venezuela se desveló… porque la muerte de un DICTADOR no genera paz, ya lo dije: ¡Se siente un morboso alivio! Pero la paz es distinta, porque ese morbo vino acompañado de una incertidumbre tan angustiante que habría que inventar una palabra nueva para poder describirla; muchos creyeron que por culminar la existencia física de un hombre con él también morirían sus ideas y legado, basta dar un vistazo a las religiones ( ¡Yo las llamo legiones!) para comprender de inmediato que es solo el inicio y asentamiento oficial de una DOCTRINA MÁS, hay un juego psicológico y manipulador detrás de este teatro, porque trilladamente al morir el hombre, nace la leyenda, con discernimiento absoluto de que no todas las leyendas son buenas y como bien dicen por ahí Cristo no fue Cristiano, Buda no fue Budista, Miranda no fue Mirandiano, pues ¡Chávez no fue Chavista! Mucho menos socialista… Nos encontramos ante el féretro de uno de los hombres más CAPITALISTA de América, el “Don” vestido de Casa Blanca, con Rolex de Oro y Iphone en mano, el mismo que al presumir su falsa humildad lanzando la primera bola de un juego de béisbol, se le veía la costura de su chaqueta Adidas y sus zapatos Nike ¡Bendito sea Estados Unidos, patrocinante oficial del outfit del difunto!.
 
La muerte de Hugo fue sólo una estadística más comprobada, todos vamos a la misma fosa común del olvido, la hipocresía y las flores marchitas.
Sin embargo, hay algo que SI sucedió, se cayeron las caretas de ese prolongado Mardi Gras en el que nos hallábamos en letargo, es esa típica situación cuando ves el disfraz y reconoces quien se esconde tras de él, pero te haces el de manicomio para seguir la corriente y estar acorde al ambiente; los fulanos amigos, familia y llamémoslos “compañeros de trabajo” sin supuestamente perder la compostura del pseudo luto, cada uno se acomodó un poco más: su yerno se convirtió en el Vicepresidente , sus hijas en unas las mujeres más millonarias a causa de una herencia cuyo origen conocemos, y así cada uno fue agarrando una joya de la corona y bueno, su pupilo, su ignorante pupilito, se convirtió en nada más y nada menos que en el nuevo “presidente” (Así, de nuevo con minúscula y comillas) y adentrarnos ese lodo pantanoso de Nicolas sin el San, es mirar en retrospectiva los anaqueles, las cuentas bancarias personales, la nevera, nuestro estómago vacío ¡Ya ni siquiera hay mariposas! , desde aquel 5 marzo del 2013… Aunque no sean crean si hay algunos incrementos: cuerpos en la morgue, niños desnutridos, enfermedades, divorcios, familias separadas, desempleos, ancianos e infantes abandonados, prostitución, ira, violencia, hambre… ¡Cuanta HAMBRE! (mis 10 kilos menos no son por estética).
Venezuela es esa “Miss Universe” que luego de saborear el éxito, la fama, la prosperidad económica y ser la más hermosa del Mundo, quedó en la ruina: de vagabunda en la calle, fumando crack, vendiendo su cuerpo a cambio de unas monedas; ese fue el pedacito de corona que nos tocó a nosotros, esas son las joyas dividas entre 30millones de habitantes: la miseria, la limosna, la humillación, la frustración, el dolor punzante que no acaba, la agonía, la impotencia, las ganas de todo sin derecho a nada, La pequeña Venecia , la Tierra Gracia de Colón, se ha convertido en el patio trasero que nadie usa, no hay jardines, no hay columpios, ni siquiera es el depósito de los cachivaches que se guardan por si acaso, la Reina del petróleo, la madre de la Gran Sabana con su familia de longevos Tepuyes, la que sostiene la roca del incansable Kerepakupai Vená «Salto del lugar más profundo» ¡Que ahora está hecho de lágrimas! esa hermosa mujer de flores de piel tostá, languidece ahora bajo las sombras, ya no renacientes de Hugo Blanco, sino perennes de un gobierno que descaradamente ha decidido ultrajarla de frente, de costado, de espaldas, ya no hay orificio de este desgastado cuerpo, donde todos somos venas, arterias, músculos, fluidos, huesos… donde no hayan introducido sus malditas manos, todos sus malditos miembros.
 
Es cierto, Chávez murió, pero su legado no ha muerto y aquí estamos respirando sus podridas células que quedaron pululando en lo que parece un eterno invierno.
 
Este es mi capítulo de hoy, 6:38pm.
#ANDIOR