El desahucio de la palabras.

anabw.png

Yo no pretendía adueñarnos de la palabra “eternidad”,
Pero si tal vez de algún gerundio:
Nos vamos conociendo, adaptando, queriendo, enamorando.
O quizás materializar un verbo,
y convertirlo en pretérito para condecorarlo con un extensivo y constante presente.
Por ejemplo: esperar.
Y luego no hacerlo más.
No soy de las que suele ver el reloj,
¡Mucho menos el calendario!
sin embargo contaba los días y las horas,
y entendí de que trata el desdén del tiempo:
Se puede vivir una vida entera en un segundo,
también es posible morir es lo que dura un suspiro;
normalmente morimos más veces de las que nacemos.

Nos condenamos a infiernos y purgatorios,
Caminamos en círculo,
encontrándonos con nuestras propias huellas que por razones incomprensibles obviamos,
y repetimos el giro una y otra vez,
de ahí la certeza humana de tropezar con la misma piedra y agarrarle cariño.

Pretendemos que la felicidad sea una consecuencia de los recuerdos,
cuando sucede lo contrario,
Nos aferramos a los momentos,
por eso cada esquina,
cada pared,
cada cielo al intemperie,
es apabullante y trae consigo una ráfaga de lo que fue ¡Y ya no más!

#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

Anuncios

CAPÍTULO -Ciento y pico- “2017”

Al final la flecha llegó al hueso, perforó músculos y arterias;
Y caló.
Se trataba de un corazón ya fracturado,
sístole, diástole, repletas de demonios,
poca sangre caliente,
por eso mis manos frías,
por eso mi tristes ojos,
pero no guardaban ya tristezas
estabas vacíos para llenarse de nuevas tempestades,
-yo apostaba a la felicidad, pero ella tan fortuita e inoportuna-
dilatados también, para contemplar luz y belleza donde otros veían oscuridad,
asertivos a la magia sin conejos,
¿Qué esperaban? ¡Soy escritora!
es imposible no sentir, no apasionarme, no distraerme, no ahondar con entusiasmo en las pequeñas cosas, por las que soy capaz de desnudarme en letras,
¿Qué pretendían? ¿Qué no sintiera?
yo estoy llena de sentimientos,
que en su mayoría yo misma no entiendo,
Pero soy genuina y real, yo amo con osadía, río con estrépitosa alegría y no lloro… ¡Profusamente lluevo!
Entonces ¿cómo no inmortalizar cientos de tomos, usando su nombre como duende?
Yo creo en las causas de las cosas justas,
de lo que no está escrito pero sucede,
creo en los besos bajo las estrellas,
creo en las mentes empoderadas,
a veces incluso en las mentiras,
en los suspiros y en las paredes, que ahogan gemidos y crean musas,
Tengo certeza de lo que quiero,
aunque mi norte parezca incierto,
me preparo para intensas batallas contra dragones, pero termino devorada por las hormigas,
le tengo miedo a algunos santos,
sobretodo al que te apadrina,
pues roba a los inocentes,
Y da medallas a quien subestima,
pedacitos de inconstante cielo,
con una luna para no aullar,
que se aprovecha de las almohadas,
de los “NO amantes”,
en su lucha para no amar,
flotan inertes en la corriente,
de una concurrida pasión,
que se empeña en ser fantasma,
que mi sonrisa no los confunda,
esa flecha que me gustaba me dio a mi en el talón. ¡Me he convertido en TroyANA!
#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

CAPÍTULO 79 “2017”

ESTA SEMANA SOY: Acción, energía, pasión, sonrisa, fuerza, paciencia, optimismo, luz, dulzura, suavidad, bondad, justicia, ternura, rojo, fuego, globo de helio, perfume, abrigo, gata, profundidad, horizonte, calor, sol, luna, estrella, mariposa, manzana verde, paz, salud, prosperidad y amor.

#ANDIOR

CAPÍTULO 73 “2017” (DEUDA)

Las mujeres de ahora venimos con sistema de auto riego; nosotras solitas nos echamos agüita, amor propio le llaman algunas, otras le apodan “elección”, lo cierto es que si no lo hacemos nos secamos; se ha perdido esa costumbre longeva (tan bonita) del cortejo y el detalle: la flores, las cartas, las palabras dulces, la sorpresa; sistemas de riego tan fáciles pero tan complejos, antes los hombres andaban a caballo, recorrían distancias, enviaban poemas con algún emisario, ahora que todos estamos más cerca, nadie tiene tiempo ¡ironía! muchos esperan el “momento perfecto” obviando que no existen tal perfección y que la espera si bien es un aliciente, cuando no se motiva, resulta ser una muerte lenta.
#ANDIOR

CAPÍTULO 62 “2017” 

¿Cuánto cuesta el tiempo?
¿En cuántas cómodas cuotas se podrían pagar 24 horas? De ti, que incluyan :
-Un helado de Nutella (Sabor OBLIGATORIO) a las 5pm ( ahí comienza el reloj a descontar)
-Una caminata de exhibición de enamorados por alguna plaza ( manos entrelazadas y algunos besos convincentes ).
– Una cena romántica en la esquina de la calle dónde venden las mejores hamburguesas de la ciudad (con Coca Cola <– también OBLIGATORIO)
– Otra corta caminata de humito con fines digestivos.
– Un Tour bajo una noche estrellada para buscar la mejor opción (Con Jacuzzi <– Opcional)
– La noche y sus intenciones : con labios tintos Merlot o Syrah, que se dediquen a hablar de las cosas que pocos se atreven, e intercalen las palabras con besos y manos que descubran lugares recónditos que esperan ansiosos la libertad.
– La sonrisa, el gemido, el silencio y el suspiro.
– Otra vez…
– Un abrazo cálido e imantado bajo sabanas arrugadas, con la nariz entre el cuello y la clavícula, donde aún quedan vestigios de algún perfume.
– Una entrega plácida y sumisa a Morfeo.
– Otra vez… (¡Claro, hay que aprovechar!)
– Despertar, sin saber en que momento previo te dormiste
– El beso de los Buenos días.
– ¿Otra vez? :O Bueno… 🙂
– Un “Ya vuelvo, voy por café y pastelitos.”
– El desayuno en la cama (ya son las 11am)
– ¡No he mencionado bañarse! (ya es hora)
– El fatídico “Ring ring” con la complicidad de : “¡Una vez más! – ¿Qué, otra vez? – ¡Anda, rapidito, rapidito! – Bueno… 🙂
– Un ¡Me muero de hambre! Y ocuparse con seriedad del asunto.
– ¡2:30pm! ¿Qué hacemos? ¡Conozco una librería dónde se puede tomar café!
– La antítesis de aquella famosa frase de Saint-Exupéry : “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, a partir de las tres empezaré a ser feliz” , sería entonces “ Si te vas por ejemplo (y así será), a las 5Pm,a las 4 empezaré a entristecer.”
– Una hora de inefables besos con el propósito de dejar un muy evidenciable ¡Aquí estuve yo!
– Las fúnebres campanadas de las 5Pm ¡Maldición, el tiempo pasó volando! ¿Se puede repetir?
– Bueno… 🙂
#ANDIOR

CAPÍTULO 61 “2017”

La impuntualidad es una realidad a pesar de Ana…
¡Nací llegando tarde! Al punto de casi ser declarada muerta cuando apenas culminaba la ajetreada labor de atravesar el agujero negro galáxico que separa al impúdico orgasmo, de la bendición de la vida. Así fue, muriendo por retrasarme, así comenzó la historia de quien se lee entre líneas de estos, para muchos, absurdos capítulos; después de más de 24 horas viajando por aquel túnel uterino, un miércoles, del primer día del décimo mes, a las 11 matutinas horas, por fin aparecí, cuando la cita era para el 25 del mes anterior, o por ahí… ¡Impuntual desde entonces! Y como dice la tradición o esa creencia popular: sí te levantas con el pie derecho todo sale bien, la primera canción que escuchas determina tu día, lo primero que haces en el año marca pauta para el resto, así mismo ocurre con el primer día de vida, si llegué tarde era de esperar que nuevamente sucedería, no es mi intención, es una condena karmática, que estoy aboliendo: ¡Llego bien a la hora, pero no a los momentos! y si hablamos de personas, tengo la pared llena de medallas y diplomas honoríficos, por llegar años luz después de presumir ser grandes oportunidades, sin embargo he decidido aceptar esos vestigios de fugaces instantes a sabiendas que 5 minutos antes, un par de horas, 1 día, 2 meses, algunos años, todo hubiese resultado perfecto, a fin de cuentas cuando ocurre aún puede serlo, pero es necesario reinventarse: construir puentes, máquinas de tiempo, trasladadores y ejercer la espeluznante profesión de la Paciencia ¡Es un arte! ¡Es ironía! es como si por todo el tiempo que me demoré, ahora a mí me toca esperar….
¡Que imprudente mi impuntualidad! de haberlo sabido hubiese nacido por cesárea…
PD. Esto va directo al buzón de Sugerencias y Reclamos de la Cigüeña en París y la Coll Mágica Escandinava.…
#ANDIOR

CAPÍTULO 57 “2017” (Retroactivo + Bono)

Después de que la vida nos patea (Es decir uno o varios hombres antes que ustedes), nosotras las mujeres, florecitas hermosas ¡Nos marchitamos! y sin querer nos salen espinas, que usamos de manera automática, a veces desmedida pero sin querer, como defensa cada vez que sentimos una amenaza (por pequeñita que parezca), Instinto de supervivencia, le llaman; también miedo, y ¿Por qué no? Inseguridad: Temida, malversada e incomprendida palabra.
¡No es fácil tratar a una mujer marchita! quien lo intente seguramente se topará con espinas, espinas a las cuales apodarán: locas, celópatas, intensas, sensibles, lloronas, caprichosas, maniáticas, psicópatas, intolerantes, descontroladas… incluso inventarán nuevos adjetivos, que usarán mofándose, acompañándole con un “¡Mujer que no jode, es hombre!” o “¡Seguro tiene la regla!” como si ser hombres concediera la divinidad de lo perfecto o si estar en “nuestros días” fuese una fatalidad, gracias a eso ustedes pueden hacer hogar por 9 meses en nuestros úteros, para luego ser expulsados al mundo en un salto de fe a través de nuestras vaginas, todo empieza, continúa y se mantiene en esa pequeña fosa, pero es otro tema… Lo cierto es que no es nuestra culpa habernos marchitado ¡O quizá sí!, sin intenciones de victimizarnos, pero así somos, ¡Así quedamos! sensibles, contaminadas por maltratos: nos han arrancado pétalos, nos han cortado tallos, nos han dejado secas y sin luz para nuestra fotosíntesis… ¡Total que somos un reto! Deben rescatarnos, limpiar la maleza que ha crecido al rededor, regarnos, ponernos al sol, cuidarnos, hacer que recobremos vida y una vez logrado, mantenerlo… no somos las mejores mujeres, ni las más perfectas, ni siquiera las más bonitas, somos las más complejas, las más volubles, las del caparazón duro de roer, las de la burbujita de cristal, las del escudo firme en mano izquierda, ¡Claro que es para espantarse! a la mayoría les gustan las cosas fáciles, lo sumiso, lo manipulable, entonces no se arriesgan, para dicha o desventura nuestra es un filtro natural; pero BENDITOS LOS HOMBRES que asumen con paciencia y todo el valor que se requiere para tratar a mujeres así , aquellos dispuestos a liberarnos de las espinas, aquellos curiosos y valientes que desean vernos a su disposición (Cuerpo y alma) y trabajan para obtenerlo, a sabiendas que al tomarnos seremos su única flor ( domesticada, como dice Saint-Exupéry), ¡Si, la única! pero seremos tan reales, tan genuinas, tan sinceras, TAN FLOR, que bastaremos para convertir sus vidas en un Edén.

#ANDIOR