CORAZÓN SIN LOBO

CORAZONTRAMPA.png

El corazón, el mío,
es sangre ardiente y sangre fría a la deriva,
a veces ratón, a veces trampa;
en el espejo desde donde mi alma observa mi cuerpo, todo se ve diferente:
hay una mujer desnuda que sonríe como niña, por robar a una anciana su sabiduría,
del otro lado una jaula de mariposas repleta de huesos,
nublada por la sempiterna duda del amor,
hay manzanas con gusanos
flores marchitas,
un bosque sin Caperucita,
las migajas de Hansel y Gretel en un camino que nadie transita,
un lobo jubilado de sus oficios,
Y un celador ciego en su silla.

El cuerpo devuelve la mirada y se contempla perplejo…  ¡Acompáñame alma que tengo miedo!
Su reflejo le guiña un ojo:
¡Te faltan corazones rotos!

El desahucio de la palabras.

anabw.png

Yo no pretendía adueñarnos de la palabra “eternidad”,
Pero si tal vez de algún gerundio:
Nos vamos conociendo, adaptando, queriendo, enamorando.
O quizás materializar un verbo,
y convertirlo en pretérito para condecorarlo con un extensivo y constante presente.
Por ejemplo: esperar.
Y luego no hacerlo más.
No soy de las que suele ver el reloj,
¡Mucho menos el calendario!
sin embargo contaba los días y las horas,
y entendí de que trata el desdén del tiempo:
Se puede vivir una vida entera en un segundo,
también es posible morir es lo que dura un suspiro;
normalmente morimos más veces de las que nacemos.

Nos condenamos a infiernos y purgatorios,
Caminamos en círculo,
encontrándonos con nuestras propias huellas que por razones incomprensibles obviamos,
y repetimos el giro una y otra vez,
de ahí la certeza humana de tropezar con la misma piedra y agarrarle cariño.

Pretendemos que la felicidad sea una consecuencia de los recuerdos,
cuando sucede lo contrario,
Nos aferramos a los momentos,
por eso cada esquina,
cada pared,
cada cielo al intemperie,
es apabullante y trae consigo una ráfaga de lo que fue ¡Y ya no más!

#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

VENEZUELA: Un campo en sangre es un diluvio sin arca…

Venezuela es un aquelarre de gritos silenciosos,
una legión de incautas distopías,
el Edén es un pupilo ante las maravillas de este país poderoso,
con escudos de cartón,
espadas de aluminio,
yelmos que cobran vida,
la Liga de la Justicia no es una ilusión,
hay héroes sin capas en casa esquina,
no hay diferencias entre longevidad e infancia,
todos clamamos el mismo sueño de soberanía,
la libertad es un feto que crece en el vientre de la esperanza,
un solo pueblo, una misma raza,
nuestro desahucio hace eco,
en los oídos de la tiranía,
no es más valiente quien usa un arma,
sino el que resiste desnudo el impacto de un proyectil;
Y aún heridos el alma aguarda,
la pobreza es voluntad,
un río seco es sed de paz,
un campo en sangre es un diluvio sin arca,
¡Aquí se salva el que aguanta!

PANDEMIA

 

18301797_10154295723005059_1487500604117360232_n

En Venezuela se desató una pandemia de corazones sin reparo,
de miradas que delatan hambre,
hambre de sosiego y libertad,
una estructurada cadena con eslabones perdidos,
de presunta tristeza disfrazada de azafata en vuelos de esperanza,
lágrimas venerables,
que devienen de ausencias en su mayoría insalvables.
¡Las heráldicas estrellas son pecados capitales!
El tricolor es vinotinto porque se ha convertido en un dispensador de sangre.

#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

RETROSPECTIVA DE 366 OPORTUNIDADES.

PARTICIPÉ por primera vez en un CONCURSO NACIONAL de poesía, no quedé entre los finalistas, pero no importa participar me hizo feliz y fue una experiencia que me llenó y me motivó a seguir escribiendo, algunos no entienden el trasfondo de este poema, se trata de las 366 oportunidades del 2016, 366 días porque fue bisiesto y el caótico acontecer, lamento que no hayan emociones positivas, pero así es mi país una diatriba de tristes momentos.

Este es el poema:

RETROSPECTIVA DE 366 OPORTUNIDADES.

La fe es una gata en celo que se prostituye por los aleros,
Aleros huérfanos de estrellas, abrazados por la neblina,
Neblina que ahoga el llanto de quien no tiene tiempo para tristeza,
Tristeza que se evapora y se aferra a una ilusión,
Ilusión que pide a gritos no se confunda con fantasía,
Fantasía que sólo existe en el vacío del ignorante,
Ignorante que se apabulla con testimonios de un erudito,
Erudito que se vanagloria con el efecto de la palabra,
Palabra que es ultrajada por los infames de la codicia,
Codicia que se corona con los laureles del tricolor,
Tricolor que se enarbola en las esquinas de la pobreza,
Pobreza que es la lactante de una pandemia de nacimientos,
Nacimientos que se reciben en los pasillos de la penumbra,
Penumbra que acompaña el día a día de un celador,
Celador que se esconde a la inminencia de una lápida y flor,
Flor que se marchita y se sustituye por el olvido,
Olvido, como la causa de muerte de aquel longevo en el corredor,
Corredor que no da abasto para la hilera de la limosna
Limosna que se reparte sin juicio y sin amor,
Amor mal encausado que lisonjea al indigno,
Indigno como el barrote que corrompe el discernimiento,
Discernimiento desaparecido del diccionario del honor,
Honor que escasea en los anaqueles de la justicia,
Justicia que se va de fiesta cuando la aclama algún servidor,
Servidor que manipula lo infalible de lo mediático,
Mediático como cualquiera que carece de atención,
Atención que nunca llega a la velocidad de una sirena,
Sirena que espanta angustias y es cómplice de un detractor,
Detractor que se hace héroe antes los ojos de sus amigos,
Amigos que son virtuales, por sus sueños corroídos,
Corroídos como los huesos expuestos ante la dermis,
Dermis amarillenta, exhausta y deshidratada,
Deshidratada como la tierra que ya no quiere dar fruto,
Fruto que es utopía para el insano prejuicio,
Prejuicio apañado a los leones de un circo,
Circo en el que es fácil ser un payaso babuino,
Babuino que no es un insulto para la evolución darwiniana,
Darwin que no predijo la distopía marciana,
Marcianas, marcianos, hostiles y faustos,
Faustos manjares que ya no están en la mesa,
Mesa desdichada donde la familia no reza,
Reza tanto el amante por impedir del adiós la crudeza,
Crudeza la de un hijo en el último beso a su madre,
Madre que ruega vuelva un día a su lecho,
Lecho que no aguarda por el regreso de nadie.

#ANDIOR

CAPÍTULO -Ciento y pico- “2017”

Al final la flecha llegó al hueso, perforó músculos y arterias;
Y caló.
Se trataba de un corazón ya fracturado,
sístole, diástole, repletas de demonios,
poca sangre caliente,
por eso mis manos frías,
por eso mi tristes ojos,
pero no guardaban ya tristezas
estabas vacíos para llenarse de nuevas tempestades,
-yo apostaba a la felicidad, pero ella tan fortuita e inoportuna-
dilatados también, para contemplar luz y belleza donde otros veían oscuridad,
asertivos a la magia sin conejos,
¿Qué esperaban? ¡Soy escritora!
es imposible no sentir, no apasionarme, no distraerme, no ahondar con entusiasmo en las pequeñas cosas, por las que soy capaz de desnudarme en letras,
¿Qué pretendían? ¿Qué no sintiera?
yo estoy llena de sentimientos,
que en su mayoría yo misma no entiendo,
Pero soy genuina y real, yo amo con osadía, río con estrépitosa alegría y no lloro… ¡Profusamente lluevo!
Entonces ¿cómo no inmortalizar cientos de tomos, usando su nombre como duende?
Yo creo en las causas de las cosas justas,
de lo que no está escrito pero sucede,
creo en los besos bajo las estrellas,
creo en las mentes empoderadas,
a veces incluso en las mentiras,
en los suspiros y en las paredes, que ahogan gemidos y crean musas,
Tengo certeza de lo que quiero,
aunque mi norte parezca incierto,
me preparo para intensas batallas contra dragones, pero termino devorada por las hormigas,
le tengo miedo a algunos santos,
sobretodo al que te apadrina,
pues roba a los inocentes,
Y da medallas a quien subestima,
pedacitos de inconstante cielo,
con una luna para no aullar,
que se aprovecha de las almohadas,
de los “NO amantes”,
en su lucha para no amar,
flotan inertes en la corriente,
de una concurrida pasión,
que se empeña en ser fantasma,
que mi sonrisa no los confunda,
esa flecha que me gustaba me dio a mi en el talón. ¡Me he convertido en TroyANA!
#ANDIOR
#SoyAnDiOr
#AnDiOrIRREVERENTE

CAPÍTULO 79 “2017”

ESTA SEMANA SOY: Acción, energía, pasión, sonrisa, fuerza, paciencia, optimismo, luz, dulzura, suavidad, bondad, justicia, ternura, rojo, fuego, globo de helio, perfume, abrigo, gata, profundidad, horizonte, calor, sol, luna, estrella, mariposa, manzana verde, paz, salud, prosperidad y amor.

#ANDIOR

CAPÍTULO 73 “2017” (DEUDA)

Las mujeres de ahora venimos con sistema de auto riego; nosotras solitas nos echamos agüita, amor propio le llaman algunas, otras le apodan “elección”, lo cierto es que si no lo hacemos nos secamos; se ha perdido esa costumbre longeva (tan bonita) del cortejo y el detalle: la flores, las cartas, las palabras dulces, la sorpresa; sistemas de riego tan fáciles pero tan complejos, antes los hombres andaban a caballo, recorrían distancias, enviaban poemas con algún emisario, ahora que todos estamos más cerca, nadie tiene tiempo ¡ironía! muchos esperan el “momento perfecto” obviando que no existen tal perfección y que la espera si bien es un aliciente, cuando no se motiva, resulta ser una muerte lenta.
#ANDIOR

CAPITULO 72 “2017” (Deuda)

Por ahí dicen que el interés que se nota y el desinterés mucho más; a esta altura de la existencia no estamos para cosas a medias, merecemos TODO completo. Entonces no miradas por el rabillo del ojo, sino de esas profundas que te arrancan el alma en un suspiro, no besos simples de “Hola que tal!, sino de colores, sabores e intención evidente, no un “yo también” sino manifestaciones voluntarias con iniciativa, no “algún día o muy pronto” sino fecha, hora y lugar, no un “luego”, sino un AHORA, incluso no un pasado, ni un futuro, sino un Presente; porque lo que va por el carril de la constancia, las ganas y la voluntad, llega lejos.

#ANDIOR